Consiste en la eliminación de la piel excedente y flácida del abdomen, que se asienta en la pared baja de abdomen y es una consecuencia natural de los embarazos. Durante este procedimiento, también se realiza una reconstrucción de los músculos de la pared abdominal, que se han desplazado y debilitado por los embarazos, esto ayuda a devolver una figura armónica y estilizada del abdomen y cintura, a la vez que refuerza la musculatura de la espalda y columna lumbar.