La microcirugía es una disciplina quirúrgica que permite transferir tejido de una parte del cuerpo a otra, mientras se garantiza la perfusión del tejido trasplantado. Esto se logra mediante la utilización de instrumentos especializados y un microscopio quirúrgico.

Entre los ejemplos clínicos de microcirugía se incluyen la reconexión de partes del cuerpo amputadas (es decir, la reimplantación) o el trasplante de tejido libre con el fin de reconstruir defectos de tejido por trauma. La clave del éxito es garantizar que haya un flujo sanguíneo adecuado en el tejido en cuestión.

Casos clínicos, regístrate aquí.

¡Advertencia! Contenido sensible

Casos Clínicos