Estos procedimientos son de los más frecuentes que realizamos, y ambos se complementan. La liposucción consiste en extraer grasa corporal del cuerpo a través de pequeñas incisiones con instrumental especializado y aparatos llamados liposuctores. Se trabajan las zonas donde la grasa se acumula y no ha sido posible disminuirla por la dieta o ejercicio, como el abdomen, la espalda, la cadera, los muslos o los brazos, incluso de la papada o de las mejillas. Y durante este procedimiento también se puede realizar el detallado de ciertas zonas, como el “six-pack” abdominal; o la preparación de la grasa extraída para volver a inyectarla en otras zonas para realzarlas, como los glúteos o pantorrillas. Por eso se llama modelado corporal.Las partes del cuerpo: caderas, muslos, papada, tobillos, brazos, etc.