El cuidado de las heridas es uno de los principales factores para que la cicatrización sea efectiva y se reduzcan de esta manera las complicaciones que se reflejan en la presencia de infección, estancia prolongada, retardo en el proceso de cicatrización y cicatrización patológica.

El procedimiento de cuidado de heridas y ostomías ha evolucionado hasta garantizar que una herida y un estoma sean tratados adecuadamente por personal con experiencia y entrenamiento, además de permitir que  heridas de gran extensión y estomas complicados sean manejados en  forma ambulatoria, permitiendo a la persona afectada, reintegrarse a su núcleo familiar y laboral.